Hace ya diez años que empezamos a pensar que era posible poder trabajar en un proyecto que nos apasionara, y además nos permitiera poder vivir de ello. Así empezó equilibrha, siendo una idea, un deseo, una ilusión, que poco a poco se fue transformando en una realidad que comenzó un día 1 de Octubre de 2006.

Ese día empezamos a colorear nuestras propias lunas.

Fuimos diseñando y dando forma a aquello que queríamos hacer, desde decidir el nombre o el logo, hasta diseñar el plan de viabilidad y los socios con quienes trabajar…. Todo era nuevo y emocionante mientras creábamos y hacíamos realidad nuestro sueño.

10 años de equilibra, consultaría de recursos humanos

Sabíamos que perdíamos estabilidad y seguridad, acostumbrados como estábamos a trabajar en grandes compañías, pero esperábamos ganar en ilusión, en equilibrhio entre nuestra vida personal y profesional, en libertad para lanzar nuevas formas de hacer y ofrecer nuestros servicios y sobre todo, en la posibilidad de trabajar según nuestra manera y forma de entender este mundo tan cambiante y en ocasiones complejo.

Buscábamos crear un lugar y un espacio donde pudiéramos volcar toda nuestra imaginación, nuestra experiencia, nuestros conocimientos y nuestras ilusiones. Recordando estos años vemos que ha sido una mezcla buena y necesaria que nos ha ido ayudando a lo largo de este tiempo, tanto en los buenos momentos, como en aquellos otros en los que hemos tenido que reinventarnos y aprender a adaptarnos, sin olvidar nuestro rumbo.

Queríamos tener libertad. Libertad expresada como la posibilidad de poder hacer las cosas como pensamos que se tienen que hacer y entendida como la capacidad de decidir ante cada una de las situaciones que se nos presentasen, asumiendo las consecuencias de nuestras propias decisiones.

Deseábamos disfrutar liderando un proyecto propio, sentirlo como algo personal y libre de condicionantes de terceros. No era sólo cuestión de ser tu propio jefe, era crear, desarrollar y vivir día a día ese proyecto e ir haciéndolo tuyo.

Hemos luchado por construir un lugar de trabajo en el que cada persona que participara tuviera su papel, su sitio; donde se pudiera participar, opinar y aportar, más allá de los cargos y posiciones; donde las ideas sean consideradas y estudiadas; donde merezca la pena aportar y esforzarse, porque el esfuerzo es parte de una decisión y opción personal; donde el esfuerzo sea una consecuencia lógica de determinados momentos del trabajo, no una situación provocada por necesidades estructurales de la compañía.

equipo equilibrha

Todos sumamos, por ello, siempre hemos buscado que cada persona que se incorporase participase con sus ganas de crecer y trabajar, que se comprometiera con el proyecto y que lo hiciese suyo. Hoy en día, comprobamos que son los mejores embajadores de nuestra empresa.

A este proyecto se han ido sumando personas, profesionales que han hecho posible que equilibrha sea una realidad, y por eso queremos agradecerles su esfuerzo, su cariño, su aportación y su compromiso que día a día han hecho crecer a esta nuestra compañía.

Buscábamos desarrollar un entorno de trabajo que permitiera conseguir a cada uno de los que formamos parte de equilibrha alcanzar un equilibrhio entre la vida personal y la laboral. A día de hoy, se han implementado medidas de flexibilidad que nos han ido permitiendo poder acercarnos poco a poco a ese objetivo.

Queríamos una empresa que nos permitiera concentrarnos en nuestros clientes, escucharles y dirigirnos a ellos en consecuencia a sus necesidades. A lo largo de estos años son muchos los clientes que han comprobado nuestra forma de hacer y trabajar. Personas y organizaciones a las que hemos ayudado a cubrir sus necesidades y que, a su vez, nos han ayudado a crecer y a convertirnos en la empresa que hoy somos. Gracias a todos, porque en muchos de ellos hemos encontrado verdaderos socios de negocio, aportándonos nuevas visiones y ayudándonos a orientar nuestro camino.
Como decía Einstein: “la vida es como montar en bicicleta. Para mantener el equilibrhio hay que seguir pedaleando”.
Por eso, seguiremos buscando y pintando lunas con ayuda de todas y cada una de las personas que han hecho posible estos diez años.

Beatriz Sánchez
Socia fundadora de equilibrha

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies